Columnas -

¿CÓMO ABORDAR EL RIESGO EMPRESARIAL?

El riesgo empresarial no es ajeno a ningún tipo de empresa sin importar en qué etapa de madurez se encuentre, por eso te compartimos algunos consejos sobre cómo abordarlo. Si te interesa nuestro proceso puedes registrarse aquí: https://goo.gl/forms/wJxYIxYc8Qpaix6U2

AUTOR: Juan Carlos Torrealba, Asesor Parque Tec

Cuando nos referimos al término riesgo estamos haciendo referencia a la posibilidad de que ocurra alguna contingencia que nos provoque una pérdida, un perjuicio, un daño, un contratiempo o una desgracia. El riesgo empresarial también tiene la misma connotación y lo importante es poder administrarlo, para balancear las expectativas de ganancias con la incertidumbre inherente a la ejecución de los negocios. Esta afirmación conduce a la relación riesgo-beneficio que debemos incorporar en las decisiones que realizamos en las empresas, para poder monitorear los resultados  y conducir las finanzas de una compañía a objetivos razonables en los cuatro grandes temas financieros: la liquidez, la eficiencia, el endeudamiento y la rentabilidad

¿Cómo se producen los diferentes riesgos en las empresas?

El tema de riesgo debemos entenderlo como un asunto que puede aparecer a lo largo y ancho de una compañía, precisamente porque las empresas toman decisiones que siempre están acompañadas de supuestos y de interpretaciones de las personas que toman y ejecutan esas decisiones.  Como los resultados financieros en una empresa dependen de una gran cantidad de circunstancias, que tienen que ver con aspectos que ocurren a lo largo de su ciclo comercial, es que el riesgo se manifiesta en decisiones de proveeduría, producción, ventas, administración, endeudamiento, entre otros.

Dos son los aspectos que principalmente quiero destacar para entender cómo abordar el riesgo empresarial. El primero es que la falta de información a la hora de tomar decisiones es una de las razones fundamentales de por qué las compañías fallan al tomar decisiones y provocan pérdidas en sus resultados; y lo segundo está relacionado con el conocimiento de los supuestos y condiciones que gobiernan la cadena de valor de una empresa, lo cual se definió en el modelo de negocios y a lo largo de la vida de la empresa sufre alteraciones por motivos internos o externos a la compañía

La falta de información puede generarse por factores endógenos y exógenos. En el primer caso es atribuible generalmente a problemas de orden administrativo, que provocan ausencia de información para poder medir, monitorear y evaluar resultados y por lo tanto las decisiones se toman dentro de un marco de intuición muy peligrosa para la sanidad financiera de las compañías. Sin embargo, en muchas circunstancias, es admisible que los directores, gerentes y administradores deban asumir riesgos, pues están en la necesidad de tomar decisiones sin poder tener la información requerida. Dos buenos ejemplos los podemos ver en las industrias de “retail” y hospitalaria. Las compañías que comercializan ropa generalmente deciden el tipo de mercancía sin saber necesariamente si los clientes van a aceptar la moda que seleccionaron y los hospitales deben invertir en equipo sin conocer cuántas personas tendrán la necesidad de utilizar la tecnología. Los problemas internos de las empresas para gozar de información adecuada y oportuna se solucionan con sistemas de información acordes a las necesidades de las compañías. En el caso de factores externos es cuando se debe proceder con mayor cuidado, pues requiere de entender los supuestos y condiciones que regulan y definen la cadena de valor de las empresas.

La definición del modelo de negocios de una empresa implica la definición de parámetros y supuestos que permiten proyectar la rentabilidad de la operación, fundamentada en el alcance de esos parámetros y supuestos definidos en el momento en que nace la idea comercial y empresarial que queremos llevar a cabo. Precisamente, el carácter incierto de las proyecciones exige de parte de los empresarios y administradores un constante monitoreo de lo que ocurre a lo largo de la cadena de valor, intrínseca en la definición del modelo de negocios y que le da contenido a la generación de ingresos y eventualmente ganancias a una compañía.

El éxito empresarial, por lo tanto, descansa en la capacidad sistemática y constante de poder auditar el modelo de negocios para poder ajustarlo a los requerimientos del mercado y competir de una manera eficiente y sostenible. El alineamiento de los supuestos y parámetros de la cadena de valor en una empresa, exige contestar periódicamente cuatro aspectos que se resumen en lo que se conoce como el modelo de las 4Ws:

  • What, qué decisiones debemos cambiar en el modelo de negocios,
  • When, cuándo las decisiones deben ser modificadas,
  • Who, quién debe tomar las decisiones y
  • Why, por qué el tomador de decisiones debe llevar a cabo su decisión

 

  Estaremos abordando, más adelante, con más detalle la implementación de esta metodología y sugerimos su acercamiento y el contacto con nuestra organización para ayudarlo a cuidar el éxito y la sostenibilidad de su negocio.

www.parquetec.org

2234-9670

incubadora@parquetec.org