StartupsCR -

El 7% de las ideas sí se ejecutan — ¿cómo lo hago?

En mi experiencia el 93% de las ideas nunca llegan a ser ejecutadas. Ser parte del otro 7% no es fácil, pero sí es increíblemente valioso.

AUTOR: Juan José Muñoz Ortiz

El error más cometido, en mi experiencia, es el de tener una idea y no ejecutarla. En mi trabajo con y para emprendedores he visto que alrededor del 93% de las personas que me dicen que tienen una idea nunca llegan a ejecutarla. Hoy vamos a ver 4 pasos que podemos seguir para tener el marco mental del 7% que sí las ejecuta.

Paso 1: Entender.
Para poder llegar a ejecutar nuestra idea tenemos que entender qué es una idea. Una idea es algo que vive en un limbo entre lo real y lo imaginario. Nuestros cerebros toman las señales neurológicas que construyen una idea y nos dan una imagen de esa idea. Como podemos imaginarla la confudimos con la realidad. La verdad es que una idea NO es algo real. Vive tan solo en nuestras mentes como procesos bioquímicos que confundimos con algo tangible.

Una idea son las ganas de correr en una carrera, pero a puras ganas no vamos a comenzar a correr y mucho menos cruzar la meta. La ejecución es ponernos los tenis y poner un pie en frente del otro.

Paso 2: Exponer.
No pensemos que la ejecución de una idea debe ser vender un producto terminado y estar facturando cientos de miles de dólares al mes. La mayoría que piensa esto se siente abrumado y nunca empieza. El primer paso para ejecutar es exponer nuestra idea.

¿Qué expongo? ¡Mi idea! Cual es el valor que voy a generar, como lo voy a generar y adonde. ¿A quién se lo expongo? A mis potenciales clientes, a expertos en la industria, a un grupo de emprendedores como los del Meetup de First Tuesday, a mi perro o los posteo en Facebook. Lo que estamos buscando en esta primera etapa es feedback que nos vaya a ayudar a continuar con la ejecución de esa idea de la mejor manera posible.

La ejecución de la idea no es cruzar la meta con la camiseta empapada en un tiempo record, sino cumplir con correr 1 kilómetro la primera semana, que nos va a dar la resistencia para correr 2kms la semana siguiente.

Paso 3: Elaborar.
Ya expusimos nuestra idea y recibimos un montón de feedback. En este punto probablemente ya sabemos que piensan nuestros amigos, que piensan otros emprendedores y seguramente algunos mentores (jefes, gente con experiencia, etc). Si el feedback ha sido bueno y nos han dado ganas de seguir adelante con el proyecto eso significa que llegó la hora de elaborar nuestra idea, o sea, comenzar a crear ese producto o servicio. De lo contrario, busquemos una idea nueva y volvamos al Paso 1.

¿Qué elaboramos? Vamos a comenzar a desarrollar algo básico que nos permita acercarnos a nuestros clientes potenciales e intentar venderles ese producto o servicio. Cada acercamiento a un cliente nos va a dar muchísima información de los cambios necesarios al producto o al modelo de negocios. Debemos de repetir este proceso cuantas veces sean necesarias con cada versión del producto que tengamos.

Si la primera semana corremos 1km y lo sentimos facilísimo, sabemos que vamos por buen camino y la próxima podemos tratar de correr 2. Si no pudimos correrlo tenemos que entender por qué. Para esto podemos modificar la dieta, o la distancia, o los tenis o la hora del día, o cualquier otro factor que se nos ocurra hasta que podamos correr ese kilómetro.

Paso 4: Entregar.
Para este momento ya hemos elaborado una versión de nuestro producto, algunos tendrán algo muy básico y otros algo muy elaborado después de varias iteraciones. Lo importante aquí es verdaderamente comenzar a entregar el valor que su producto o servicio tiene, o sea, vender.

Vender sus productos o servicios no significa que el proceso de ejecución haya terminado. Al contrario, está empezando todavía. Una vez que estén vendiendo van a sentir más responsabilidad hacia sus clientes y van a tener que seguir refinando su producto (ver paso 3 y las teorías discutidas en artículos anteriores), pero sobre todo van a tener una razón para continuar ejecutando.

Si invitan a sus novios, a su familia, a sus mentores o a la persona que les gusta a verlos correr esa carrera van a sentir una presión motivadora a seguir entrenando, y durante la carrera a seguir corriendo. Invítenlos, sientan esa responsabilidad. Vendan, entiendan la responsabilidad tan satisactoria que viene con ser parte de la vida de sus clientes de esta manera.

Estos 4 pasos los pondrá un marco mental que les ayudará a ejecutar sus ideas. Las técnicas concretas para cada paso las pueden leer en artículos anteriores, sobre todo del artículo 3 al 5.

Ayúdenme a hacer crecer el porcentaje de ideas ejecutadas. Úsenme a mí o a otros emprendedor como un par de oídos u ojos para exponer sus ideas. Busquen amigos y clientes potenciales para enseñarles las primeras iteraciones de sus productos. Interactúen y vendan a sus clientes, y úsenlos como motivadores en la ejecución de su proyecto.

Espero que les haya gustado este artículo, sobre todo porque me costó muchísimo buscar 4 palabras para cada paso que comenzaran con la letra E.

Si quieren conversar conmigo (sin compromiso, yo invito el café) sobre estos temas o como crear un negocio exitoso puede contactarme en juan@poom.cr o @juappenin en Twitter. Ahí también recibo críticas, comentarios, dudas, quejas y piropos. Texto original en: https://medium.com/construya-un-negocio-que-nadie-pueda-ignorar/6fa1510d...