Tendencias -

Emprendimiento social: retribuyendo valor a la sociedad

AUTOR: Innovacioncr

Hace ya varios años que las empresas dejaron de enfocarse solo en generar ganancias y han comenzado a dedicar sus esfuerzos en retribuir parte del valor que generan hacia la sociedad. Beneficiando a sus comunidades más cercanas, a sus propios colaboradores, su cadena de proveedores y/o al ambiente.

La mayoría de las grandes empresas han venido trabajando en los pilares sociales, económicos y ambientales como parte de sus programas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

Sin embargo, dentro de este marco diferenciador que se preocupa por el entorno y las comunidades, han surgido también emprendimientos conmodelos de negocio sumamente innovadores, en los que el retorno de la inversión no solo se mide por el crecimiento económico, sino también por el mejoramiento de indicadores sociales en el que estas empresas se desenvuelven.

 

La diferencia entre una Empresa Social y RSE.

Es común que se confunda el emprendimiento social con temas de RSE, sobre todo si no estamos muy familiarizados con ambos conceptos, pues aunque poseen elementos en común, tienen características específicas que los diferencian significativamente.

Como ya dijimos, la empresa social es una organización que trabaja desde su modelo de negocio para alcanzar un objetivo social o ambiental. Es decir, que su principal actividad de negocio o core business está diseñada alrededor de su misión social.

Por otra parte, la RSE se refiere más bien a las estrategias o programas que implementa una empresa “tradicional” para generar un impacto positivo en la sociedad o compensar otras acciones propias de su industria, como por ejemplo la emisión de carbono. Estas prácticas responsables pueden darse en varios niveles, sin que esto sea su misión u objetivo principal.

Pero cuando el propósito social o ambiental del negocio deja de estar aislado en un departamento de RSE y se convierte en parte esencial del core business de la empresa, estamos hablando de una empresa social.

 

Responsabilidad y Rentabilidad: el SROI

Dejando claro estos conceptos, la empresa social es, entonces, una empresa que contribuye de una forma determinada a la sociedad y que a su vez resulta rentable para generar negocio y obtener éxito empresarial.

Como dijimos al inicio, la idea de los emprendimientos sociales es medir no solo el retorno de la inversión, si no también medir el Retorno Social de la Inversión (SROI) ¿Pero cómo se hace esto?

Existe un modelo de SROI en el que se hace un análisis de los grupos de interés o stakeholders para identificar cómo cambian las condiciones vitales de nuestros grupos de interés, como consecuencia de nuestra actividad de negocio. Este proceso incluye cuatro etapas claves a seguir:

1. Determinación del alcance de los impactos: Aquí se establece el propósito y los parámetros de la medición, se identifica, prioriza y compromete a involucrados.

2. Recolección de información:  En esta etapa se seleccionan indicadores de impacto y resultados (intangibles y tangibles) no solo de producto. Luego hay que identificar valores o monetizar (este puede ser el paso que genera mayor confusión). Luego se ha de recolectar información.

3. Cálculo del SROI: Requiere el análisis de inputs, qué aspectos fueron necesarios para generar el retorno. Adicionar beneficios monetarios basados en el set de indicadores y valores financieros. Calcular SROI: Valor beneficios / valor de la inversión.

4. Evaluación: Finalmente se debe preparar el reporte SROI, para comunicar e incorporar los resultados a la toma de decisiones.

Este método tiene algunas limitaciones, como por ejemplo la valoración de intangibles, pero eso no debe desviar nuestros esfuerzos, para superar viejos paradigmas, generar nuevos modelos de negocio y crear emprendimientos que se adapten a una nueva realidad; en donde los aspectos sociales, la inversión en el capital humano y la conciencia ambiental están marcando el rumbo del emprendedurismo actual.